IRIMO
La CALIDAD que cuesta menos
InicioNoticiasProductosCentros IrimoContacto
LA MARCA
La marca
Hierro, madera y mar han configurado la economía de Guipúzcoa casi hasta nuestros días...

IRIMO se estableció en el pueblo de Urretxu, en la provincia de Guipúzcoa (País Vasco) y lleva el nombre de la montaña que domina las localidades de Urretxu y Zumarraga.
El mar ha permitido el acceso directo de los puertos guipuzcoanos a distintas plazas europeas, garantizando un intenso tráfico comercial. Una de las primeras industrias en explotar el tráfico marítimo fue la siderúrgica, con plantas ubicadas cerca del litoral, que exportaban artículos de hierro. Los bósques fueron los que proporcionaron la energía (carbón vegetal) a las metalúrgicas tradicionales.
 
El País Vasco ha contado desde la antigüedad con las dos condiciones necesarias para lograr hierro: minas y bosques...

La historia de la siderurgia en la región se remonta cinco o seis siglos antes de la llegada de la Era Moderna. Los romanos conocieron y explotaron algunas de las grandes minas de hierro de la zona occidental de Bizkaia y además de plata y plomo, extraían hierro de Arditurri, en Oiartzun (Guipúzcoa). A partir de entonces, su historia está inevitablemente ligada al hierro.


El secreto de las espadas de Toledo: el hierro guipuzcoano...

Los reyes de España, de paso por Guipúzcoa en sus viajes a Francia, solían visitar alguna de estas metalúrgicas. Por ejemplo, la visita realizada por Felipe III a Igartza, en Beasáin, quedó inmortalizada en un dibujo realizado por Truchuelo. El secreto de la fama de las espadas de Toledo se basa, en gran medida, en el acero de Arrasate; según un informe realizado por los armeros de la localidad en 1777 en el que afirmaban que el acero de Arrasate era mejor que el acero alemán o el de Milán.


En la segunda mitad del siglo XIX, la siderurgia guipuzcoana afrontó su renovación...

Al permanecer bajo técnicas tradicionales, este sector vivió una crisis profunda a partir de los años setenta de siglo XVIII, hasta bien avanzado el siglo XIX. Aprovechando el mineral de hierro de Somorrostro y el carbón de Gran Bretaña, en 1985 se puso en marcha el primer lato horno de coque. Tras el freno que supuso la tercera guerra carlista, se crearon nuevas empresas con la participación de capital extranjero. A finales de siglo XIX existía una gran competencia en el País Vasco en torno a la siderurgia y las pequeñas fábricas buscaron la especialización.
La marca


La marca
Estructura de hormigón
Patrimonio industrial Vasco
 
La marca
IRIMO, una metalúrgica con nombre de monte

La marca fue establecida en Irimo Urrextu (España). IRIMO es sinónimo de "Monte", en 1930 comenzó con la producción de carritos de ejes y bolas de molino. Más tarde, y ya en la década del 40, la producción se ha diversificado para incluir heramientas de mano sofisticadas para una gama de aplicaciones, y en la década de 1940 se introdujo la llave ajustable, entre otras herramientas. En 1966 es cuando IRIMO logra convertirse en la principal marca del mercado español en herramientas manuales contando con aproximadamente 800 trabajadores en la planta, logrando alcanzar la exportación a países como Grecia, Turquía, América Central y del Sur.

El nombre Irimo ha sido sino sinónimo de calidad, funcionalidad y confiabilidad en las herramientas de mano durante más de 80 años con vasta experiencia, orientando a trabajadores que quieren una herramienta que puedan confiar para hacer su labor diario.
 
IRIMO en la Argentina...

A fines del siglo XIX más de dos millones de españoles, principalmente de Galicia y del territorio Vasco Navarro, desembarcaron en Argentina entre 1857 y 1940 emigrando de sus orígenes debido a la particular estructura social de los territorios Vascos.

Argentina es el país que ha recibido al mayor número de residentes españoles, lo cual ha permitido que se introdujera su cultura influyendo en sus costumbres, su lenguaje lunfardo, mitos y distintos personajes que lograron hacer historia. En la actualidad esa cultura se ha fortalecido siendo aproximadamente el 10% de la población argentina descendientes de vascos integrados en la sociedad en centros culturales y deportivos, escuelas de idiomas, gastronómicas entre otras.

Es así como IRIMO marca española con más de 80 años de historia, desembarca en la Argentina a principios del siglo XXI para acompañar el esfuerzo vasco-argentino asistiendo a operarios, técnicos y profesionales con una herramienta de excelente calidad optimizando el prestigio obtenido con tenacidad en el viejo continente haciendo de IRIMO una marca única con la impronta española.
La marca

Primeras llaves ajustables IRIMO
Moleta lateral, introducidas en la década del 40
 
La marca

Publicidad tornillo de banco (1963)
La marca

Portadas de catálogo y listas de precio
sde herramientas IRIMO de los años 40's/50's
IRIMO
© Copyright 2014
Todos los derechos reservados.
Facebook